NO HAY MANERA

Antònia Font – Calgary 88

Dice una canción “no hay manera de quererte, no hay manera, no hay manera de acercarme, no hay manera”. ¿Existe una barrera de fuerza mayor que no estamos entendiendo los extranjeros a la hora de hacer amigos en Cataluña? ¿Es posible ser amigo de un catalán sin hablar catalán? ¿Será que nos estamos equivocando a la hora de expresar nuestras ganas de crear una amistad? No lo entiendo. Llevo ya más de un año en esta bella ciudad y hasta ahora tengo sólo una amiga local. ¿Qué debemos hacer? ¿Qué no está funcionando? ¿De qué la capítulo me perdí? ¿Que fruta venden aquí que no he probado? Que curiosidad tengo yo!

Después de pensar y pensar y probar varias técnicas he llegado a un conclusión: Nos pasamos de entusiastas, si, los peruanos nos pasamos de entusiastas a la hora de expresarnos. Sonreímos demasiado, hablamos demás y movemos las manos en exceso. Lo que pasa con los peruanos y el entusiasmo es que nos ahogamos de emoción cuando conocemos gente nueva. El problema es que como nunca llega nadie a Perú, nos morimos de emoción cuando conocemos gente diferente, nos puede dar un paro cardiaco al sonreír y queremos darlo todo, a esa persona que apenas conocemos hace 5 minutos. Lo invitamos a dormir a casa, le prestamos el cepillo de dientes de la abuela, le regalamos la bicicleta que nos sobra para que conozca la ciudad, los invitamos a comer y los empachamos y si podemos los emborrachamos sin cobrarle ni un centavo. Queremos que la poca gente que llega al Perú se lo pase de la hostia con nosotros, queremos que esa experiencia quede marcada en sus memorias y nos aseguraremos de que sea así.

Así somos, así nos han enseñado y así seguiremos siendo. Nos pasamos de entusiastas y eso tiene sus consecuencias. A veces podemos ser un empalague de Manjar blanco (dulce de leche) y eso lo entiendo, lo queremos dar todo, ahora y ya. Nos gusta tener muchos amigos para no sentirnos solos. Nos gusta contar chistes baratos y jugar con el doble sentido, aunque caigas de inapropiado. Nos gusta no perdernos de nada, queremos saberlo todo y estar donde las papas quemen. No nos gustan los fracasos,  hemos crecido pensando que somos especiales, que tenemos talentos sobrenaturales y que algún día seremos famosos. Somos  expresivos  en exceso y cariñosos que llegamos a sobrepasar. Pecamos de posesivos y quizás a veces de obsesivos pero siempre con buenas intensiones.

Por el contrario nuestros amigos locales son diferentes.  Ninguno es bueno ni malo simplemente venimos de lados distintos y es por eso que nos cuesta encajar.  Ellos toman vino y nosotros pisco. Ellos comen pan amb tomaquet y nosotros comemos ají con pan. Ellos toman buen café y nosotros buenas hierbas. Ellos son artistas y nosotros artesanos. Ellos son los campeones del mundo y nosotros hace 27 años que no vamos a un mundial. Ellos son tus amigos después 48 birras, y nosotros a la tercera. A ellos les cuesta soltar un centavo si no es necesario y nosotros nos pasamos de generosos, a veces hasta de huevones. Ellos son nacionalistas a morir y nosotros sólo queremos salir de nuestro país. Ellos te dicen te estimo después de un año de conocerte o más y nosotros lo decimos a la segunda vez de follar. Ellos no dan regalos sin motivos, nosotros inventamos motivos para regalar.

Creo que si es posible tener amigos de todas lados, el idioma nunca tendría que ser una barrera pero en este caso específico sólo podrás tener amigos locales, si y sólo si aprendas a decir: Visca el Barça, Visca Catalunya!

Anuncios
Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: