Quiero ser una cucaracha

Girls – Vomit

Estoy leyendo un libro que me enganchó cuando leí esta frase “Un libro o un escrito nace de una insatisfacción o de nace de un vacío”. Yo siempre lo he pensado. Generalmente cuando escribo lo hago para desahogar algo, lo que sea. Escribo cuando no encuentro a nadie que me quiera escuchar lo suficiente para racionalizar sobre la existencia y la inmortalidad de las cucarachas en el mundo. Si las cucarachas son tan sabias para haber sobrevivido tantos años, yo quiero aprender a ser una de ellas. Quiero ser una cucaracha, quiero ser inmortal, quiero no tener arrugas, quiero ser larga y delgada, quiero mantenerme activa sin comida.

Hace días que no escribo y es justamente por eso, porque me siento optimista con la vida. Es que yo no sirvo para ser gris. El gris no me asienta ni me queda bien. ¿Porqué dar un poquito, si lo puedes dar todo? A veces es una mierda ser tan entusiasta y contrapuesta, a veces un poquito de ambos lados da mejores resultados.

A mi los términos medios me saben mal. Como es eso de…quiero ser rubia pero también morena. No. O eres rubia o eres morena pero ser las dos te deja en un estado confuso, de mal gusto y de poca seguridad. Como es eso de… quiero pollo pero también pescado. No. O quieres pollo asado o  pescado arrebozado. Nunca puedes pretender hacer una ensalada partida en dos, con olores contrapuestos. O eres pollo o eres pescado pero nunca pollo-pescado.

Como es eso de hoy te quiero pero mañana no. No. O quieres o no quieres.  No se puede estar triste y feliz al mismo tiempo. O te gusta el plátano o no te gusta. Es simple. Si te gusta, te gusta, sino te gusta, no te gusta. Lo que puede pasar es que hayan días que te apetezca comer plátano con cerezas, con Nutella o con miel de abejas, pero eso depende de las formas y no del contenido.

La vida es más simple cuando eres una cucaracha y es por eso que quiero ser una de ellas. Básicamente no te cuestionas, vas y lo haces. Las cucarachas son sabias y es por eso que han sobrevivido tantos años. Son eruditas en su alimentación y vivaces para sacarse los problemas de encima. En mis sueños siempre he visto cucarachas blancas o negras pero nunca he visto una gris. La vida es una, y si hay que elegir como vivirla yo la elijo de un color. O blanco o negro pero nunca gris.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: